miércoles, 2 de abril de 2014

Método de conservación

Tendremos especial cuidado con los alimentos que queremos conservar. Estos deben estar frescos y en buen estado.
La higiene también es fundamental, por lo que vigilaremos los utensilios que se utilicen (cuchara, tabla, cazuela...) y tendremos las manos limpias.
En cuanto a los botes, los de cristal son los más adecuados y deben estar completamente limpios. Para ello los esterilizaremos hirviéndolos durante 15 minutos y luego los escurriremos bien. Además, trataremos de no tocar el interior de los botes.
Cuando rellenemos los botes, debemos cerrarlos bien e introducirlos en una cazuela al baño maría durante 30 minutos. De este modo, se esterilizan y se conservan al vacío, por lo que se mantendrán en buen estado durante un año. Deben guardarse en un lugar fresco, seco y alejado de la luz. Una vez abiertos, deben conservarse en el frigorífico durante un máximo de 7 días.
Por último, no debemos olvidar etiquetar cada bote indicando qué tipo de producto es y la fecha de envasado.




20140402-132952.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario